Saltar al contenido

Cómo perder el miedo a hablar en publico

El miedo a hablar en publico se le conoce también como  glosofobia y es bastante común. En este artículo explicaremos, paso a paso, cómo superar y perder ese miedo de hablar en público que muchas veces nos juega una mala pasada, con sencillos trucos. 

Consejos para superar el miedo a hablar públicamente

Dominar el arte de hablar en público es, hoy más que nunca, fundamental: desde la presentación de una tesis en la universidad hasta los contextos que tienen que ver con los recursos humanos de la empresa, hablar bien en público es una habilidad muy valiosa y funcional.

El miedo a hablar en público puede tener causas muy diferentes: desde la baja autoestima hasta el miedo al que dirán los demás, esta situación genera un estado de ansiedad y tensión que es realmente difícil de manejar.

Sin embargo, hay trucos que puede aplicar antes de una presentación en público, así como una serie de estrategias para poner en marcha para trabajar en las causas de su ansiedad.

Ahora veamos cómo superar el miedo a hablar en público y ganar, de una vez por todas, este molesto inconveniente.

Consejos y trucos para perder el miedo de hablar en público

Desde los síntomas de la ansiedad de hablar en público hasta las posibles soluciones para deshacerse de este miedo, aquí está todo lo que necesita saber para llevar a cabo un discurso en público extraordinario.

Veamos ahora los mejores consejos para superar sus obstáculos e impresionar a su público:

Prepárate bien:

No hay mejor manera de combatir el miedo al fiasco. Estudiar y preparar tu discurso son pasos esenciales para que te sientas como si fueras el maestro de la materia;
Repite tu discurso: ponte frente al espejo y repite tu discurso varias veces, hasta que te sientas realmente seguro.

Créeme que esto es lo más importante, si tu te sientes seguro que te has preparado muy bien para tu discurso, presentación o lo que sea que vayas a hacer tu confianza se multiplicará.

Prueba pública:

ahora que ha roto el hielo con su discurso, pruébalo delante de un pequeño grupo de amigos o familiares. Con la experiencia usted encontrará que hablar frente a 10 o 200 personas no es tan diferente.

Despreocupate:

Sé que es difícil, pero estar abrumado por la ansiedad no te ayudará a controlar su desempeño. Para relajarse, trata de darse unas horas de deporte antes de dar su discurso o intente meditar para aliviar la tensión.

Concéntrate en un punto fijo:

Si tienes miedo de que cientos de ojos te miren fijamente, evita tu miedo enfocándote en un punto muerto., donde no sientas las miradas de nadie y no te sientas intimidado.

Se honesto:

La sinceridad siempre vale la pena. Si te sientes ansioso, sé honesto con su audiencia y dígalo abiertamente, tal vez exorcizando su miedo con una broma.

Debo decirte que esto último es uno de los secretos de los oradores y conferencistas, al principio de su ponencia dicen abiertamente que sienten nervios o algo por estilo, en especie de broma claro, pero ya con esto liberan muchísima tensión.

Por qué tenemos miedo del público.

Como he mencionado, el miedo a hablar en público puede tener muchas causas. Conocer en profundidad las razones y los síntomas que tu miedo manifiesta puede ayudarnos a entender cómo combatirlo.

La falta de confianza en ti mismo y en tus habilidades es el primer enemigo del discurso público efectivo, porque genera una cadena de otros miedos. Entre estos, mencionemos:

  • Miedo de no saber qué decir.
  • Miedo a ser juzgado por otros.
  • Miedo a que se rían de mí.
  • Miedo a perder la reputación.

Entre los síntomas de la ansiedad por hablar en público, podemos mencionar:

  • Latidos acelerados.
  • Hipersudoración.
  • Calor repartido por todo el cuerpo y enrojecimiento.
  • Falta de aliento.

La clave para superar este miedo es tomar conciencia de ello y trabajar sobre ti mismo. Emprender un camino de crecimiento y estudio es la mejor manera de dejar atrás todo tipo de temores.