Saltar al contenido

Cómo superar y combatir el perfeccionismo

como vencer el perfeccionismo

Hola querido lector! Bienvenido(a) nuevamente a mi blog, si estás aquí seguramente es porque te consideras una persona perfeccionista y es probable que te este afectando en uno o más hábitos de tu vida. En este post hablaremos de ello y veremos algunos consejos para superar y combatir el perfeccionismo

como vencer el perfeccionismo
Cómo mejorar el perfeccionismo

La perfección no existe. Es como la línea del horizonte. Te mueves un paso adelante, y también se mueve. Es inalcanzable. Siempre puedes encontrar más formas de pulir y refinar algo. El proceso nunca termina.

Además, a medida que avanzas hacia la perfección, aprendes cosas nuevas y tu idea previa de la perfección se vuelve obsoleta.

La perfección es una dirección, no un destino.

Algunos consejos para superar el perfeccionismo

  • Aplicar la regla 80/20

Invierta el 20% de su tiempo y esfuerzo en el 80% de los resultados, no lo contrario. Después de un tiempo, el perfeccionismo ya no es útil, y perseguirlo será improductivo y perjudicial para el proyecto mismo.

Esta poderosa e interesante regla también se conoce como el Principio de Pareto: para muchos eventos, aproximadamente el 80% de los efectos provienen del 20% de las causas.
Sea consciente de la trampa del perfeccionismo

Perfeccionismo

He cometido este error muchas veces: Me emociono con algo, empiezo a trabajar en ello, invirtiendo horas y horas perfeccionándolo, y luego me doy cuenta de que no lo necesito. Mejorar y perfeccionar puede eclipsar el verdadero propósito de crear algo, así que tenga cuidado de no perder el punto.

  • No permitas que el perfeccionismo elimine la personalidad

A veces el perfeccionismo tiende a hacer las cosas frías e impersonales. Tus características personales son las que te hacen a ti, a ti (aunque pienses que son imperfecciones). No intente deshacerse de ellos, son sus puntos fuertes.

  • Establecer expectativas realistas:

Es fácil soñar con la luna y pensar que ese es el único resultado aceptable. No permita que el perfeccionismo establezca expectativas poco realistas – es una receta para el fracaso (o peor aún, una receta para no terminar nunca lo que usted está trabajando). En su lugar, trate de establecer expectativas realistas que pueda lograr, mientras se esfuerza por alcanzar la excelencia.

  • Lanzamiento y mejora posterior

Si el proyecto lo permite (un proyecto digital personal, su sitio web, un ebook, etc.), simplemente trabaje en una primera versión viable (o producto mínimo viable) y láncela. Puedes seguir mejorando y actualizándolo.

Un ejemplo inspirador que te podrá ayudar a combatir el perfeccionismo

No recuerdo dónde leí esta historia primero, pero ha estado en mi mente desde entonces. Lo leo cada vez que me siento atrapado por el perfeccionismo.

El profesor de cerámica anunció el día de la inauguración que estaba dividiendo la clase en dos grupos.

Todos los que están en el lado izquierdo del estudio, dijo, se calificarían únicamente por la cantidad de trabajo que producen, todos los que están en el lado derecho sólo por su calidad.

Su procedimiento era sencillo: el último día de clase traía sus balanzas de baño y pesaba el trabajo del grupo de “cantidad”: 50 libras de ollas calificadas como “A”, 40 libras como “B”, y así sucesivamente.

Sin embargo, los que se clasificaban en función de la “calidad” necesitaban producir una sola maceta -aunque perfecta- para obtener una “A”.

Pues bien, llegó el momento de la calificación y surgió un hecho curioso: las obras de mayor calidad fueron todas producidas por el grupo que estaba siendo calificado por la cantidad.

Parece que mientras el grupo de la “cantidad” se dedicaba a producir montones de trabajo y a aprender de sus errores, el grupo de la “calidad” se había sentado a teorizar sobre la perfección, y al final tenía poco más que mostrar por sus esfuerzos que teorías grandiosas y un montón de arcilla muerta.

– Arte y Miedo. Ted Orland.

Siempre he preferido la calidad frente a la cantidad, pero ahora me doy cuenta de que no siempre es la elección inteligente, especialmente cuando se trata de crear o aprender.

Conclusiones sobre el perfeccionismo

El perfeccionismo requiere trabajo duro y ayuda a desarrollar el juicio. La cantidad correcta de perfeccionismo te hace mejor porque constantemente te cuestionas y te desafías a ti mismo a mejorar.

Pero si te pasas de la raya y te obsesionas con el perfeccionismo, dejas de producir y puedes terminar sin terminar nada. Al centrarse en la producción en lugar de en la perfección, probablemente obtendrá mejores resultados al final.

Cómo ya te dije antes el perfeccionismo debe ser entendido como una dirección, no como un destino. Ahora tienes que preguntarte si es la dirección correcta.