web analytics
Saltar al contenido
Como superar

Como superar el miedo a la sangre

como superar miedo a samgre
5 (100%) 1 vote

¿Incomodidad al ver tu propia sangre o las de otros? ¿Incomodidad al ver algún otro tipo de instrumento como agujas o jeringas? ¿La sola ideas de heridas, cortes y hospital te hace sentir miedo excesivo? Es posible que estés sufriendo de hemofobia.

Es inevitable para las personas sentir algún miedo o desagrado por la sangre o heridas abiertas pero cuando este desagrado se convierte en miedo excesivo y ese miedo te afecta su tranquilidad sucede que ya se convierte en un problema.

La hemofobia es el miedo excesivo a la sangre, los individuos que padecen hemofobia con solo ver o pensar en sangre puede sufrir de multiplex perturbaciones en sus conductas o estado físico.

Una persona con hemofobia puede llegar a paralizarse ante este miedo ilógico por la sangre, los lapsos de ansiedad, náuseas o mareos por la fobia misma pueden llevar a que una persona con hemofobia se desmaye no solo viendo la sangre sino dándole fuerza a los pensamientos que estén ligados a esta.

como superar miedo a samgre
Como superar miedo a la sangre

La hemofobia acarrea a los individuos que la padecen serias complicaciones en el bienestar de su vida cotidiana.

Es frecuente que los individuos que sufren de hemofobia eviten o se nieguen a realizarse chequeos médicos como exámenes de sangre u algún otro tipo de examen que pueda relacionarse con un hospital o cualquier centro médico que para su mente será inquietante.

 

El miedo a la sangre se desarrolla otros síntomas que despojan de una mente tranquila a los que las padecen, síntomas como aumento del ritmo cardiaco, temblores en todo el cuerpo, debilidad y fragilidad ante la presencia de la sangre u otros objetos que te haga pensar en esta.

Si eres de las personas que padecen hemofobia y quieres superar este miedo es preciso tomar el valor para empezar atacar esta fobia desde su origen y lograr así sonreírle a la vida con la tranquilidad de que tu miedo a la sangre sea cosa de su pasado.

Forma efectiva para superar el miedo a la sangre

Para superar el miedo a la sangre de debe entrenar a la mente y al cuerpo, debido a que la fobia a la sangre ataca directamente a estos dos.

Entrenar a los nervios para reducir la ansiedad y bajar los niveles de tensión que pueden producir un ataque de pánico es una cosa que se puede lograr enfrentando el miedo mismo de esta condición que te puede estar ocasionando vergüenza y pena ante las demás personas.

Dicho esto la mejor ruta para que superes la hemofobia es la exposición ante el miedo que se posee por la sangre, te parecerá radical esta solución pero no se puede subestimar la fuerza de la mente sobre el cuerpo.

Para que la exposición a estos espacios o situaciones no te causen un estrés de golpe, lo más adecuado es empezar con ejercicios que te ayuden a controlar los impulsos del miedo a la sangre.

4 Ejercicios para aprender a exponerte ante el miedo a la sangre

Estos ejercicios son muy favorables debido al control y al valor que te pueden proporcionar al momento de exponerte ante la sangre.

1.    Respira profundo

 Cuando se sufre miedo a la sangre la respiración puede verse afectada por los ataques de pánico u ansiedad causado por el mismo temor, es por ello que debes respirar profundo y con calma para regular y disminuir los niveles de estrés por los que estas atravesando.

Las náuseas y lo mareos propios de esta fobia pueden desvanecer las fuerzas de tu cuerpo, por eso cuando se pasa por esta clase de síntomas lo principal es que te sientes y respires para evitar  que si  te  desmayas no te lastimes con la caída.

Respira y repite en voz baja o en la mente que si puedes hacerlo, es un elemento que te otorgara más valor y confianza para exponerte ante el temor a la sangre.

2.    Utiliza la imaginación

Las dudas para exponerte ante el temor de la sangre es algo que de inmediato atacara tu mente debido a la fobia que posees por la sangre.

Una práctica que te ayudara es  la imaginación del problema fijando en un objeto imaginario. Cuando te concentras tu miedo en este objeto puedes encontrar un punto donde podrás focalizar tu temor.

En cada situación de temor a la sangre puedes imaginar que aprietas fuerte entre tus manos el objeto imaginario o que lo desechas, esto será un relajante ejercicio que te hará sentir que no estás llevando el peso de tu temor contigo.

3.    Relaja el cuerpo

El cuerpo de las personas con hemofobia puede ser afectado por movimientos involuntarios aun cuando se haya trabajado con la respiración por ello también resulta necesario que alivies las tensiones del cuerpo.

Para aliviar las tensiones del cuerpo se puede practicar algún tipo de estiramiento o movimiento físico que te resulte relajante.

En la actualidad también existen algunas prácticas dirigidas a calmar las tensiones de la mente y el cuerpo, por mencionarte alguna el yoga.

4.    Conoce sobre la sangre

Lee un libro o cualquier cosa en relación o que hable de la sangre, este es un ejercicio para ir introduciendo en la mente todo lo relacionado con tu temor, de este modo se podrás tratar con las ideas de asco o incomodidad de la palabra u otros objetos.

No evites las conversaciones que tengan relación o que te hagan pensar en tu temor, hay que tener presente que si quieres entrenar tu mente y tu cuerpo la exposición a estos temas serán favorables.

Si se quiere tratar superar el temor a la sangre no es recomendable que la exposición sea exagerada por la creencia de que una mayor exposición tendrá mejores resultados, este tipo de terapias deben ser manejadas paso a paso a través del tiempo.

Para superar no solo el miedo a la sangre sino cualquier miedo es necesario que deseches las negativas de que no podrás lograrlo ya que esto no aportara nada bueno para alcanzar tu objetivo.

La superación del miedo a la sangre dependerá de cuanto quieras o desees superar tu problema, la dedicación y la autoayuda serán también claves para lograr tu objetivo.

Deja tu comentario