web analytics
Saltar al contenido
Como superar

Cómo superar el miedo a conducir un auto

como perder miedo a conducir

Tener una licencia de conducir nos da mucha libertad y movilidad. Pero si estás aprendiendo a conducir, has experimentado un accidente grave o simplemente no te sientes tan seguro al volante con los años, la idea de conducir solo puede desencadenar emociones negativas, miedo a conducir. 

como perder miedo a conducir
Cómo perder miedo a conducir

Eso es normal, el pánico a conducir se conoce como amaxofobia también, y es bastante común en quienes inician a manejar, hoy veremos cómo perder el miedo a conducir un auto.

Cómo superar el miedo a conducir

Si quieres manejar un auto sin temor sin duda tienes que enfrentar ese miedo a conducir, toma en cuenta lo siguiente:

  • Cuestiona tu miedo

En primer lugar, debes tomarse el tiempo para analizarte a tí mismo de cerca: ¿Tengo miedo sólo de ciertas situaciones, como conducir en autopistas o cuando un auto está delante de mí? ¿Estoy asustado por un accidente y tengo miedo de otra colisión? ¿Me da una mala sensación estar en la carretera en un tráfico frenético? ¿O juegan un papel otros miedos más sociales, por ejemplo, frente a conductores o copilotos agresivos y otras personas que me ven conducir?

Debes averiguar si tú pánico se extiende a otras áreas de la vida e incluso puede ser tan fuerte que generalmente lo restringe en su vida diaria. Si conoce las respuestas a todas estas preguntas (por ejemplo, buscando el consejo de un instructor de manejo o de un psicoterapeuta), esto te ayudará a afrontar tu miedo a conducir.

  • No te apresures en nada.

Mientras que los novatos al volante aprenden a lidiar con su miedo y enfrentarlo, deben tener calma No se fije el objetivo más difícil (por ejemplo, conducir con seguridad en la autopista), pero manténgase realista y haga pequeños progresos. Lentamente y preferiblemente al lado de un copiloto sensible y tolerante, llenate de mucha confianza.

Si tienes un copiloto con poca paciencia, entonces te llenará de inseguridad, asi que evita tener alguien así a tu lado para aprender a manejar.

  • Sé constante

Si no has conducido un coche durante mucho tiempo, inevitablemente, perderás habilidad Por lo tanto, debes entrenar conscientemente las técnicas básicas como frenar, dirigir o cambiar de marchas, preferiblemente con cursos de actualización en una autoescuela especializada en personas que tienen miedo a los coches.

Después del entrenamiento de manejo, usted debe tratar de integrar la conducción en tu vida diaria. De este modo, podrá quitarle el horror de forma continua y superar tu miedo interior de forma regular, hasta que la conducción se convierta gradualmente en una cuestión de rutina para ti.

Consejos generales para manejar con seguridad

Sólo aquellos que están relajados desde el principio pueden trabajar eficazmente en su miedo a conducir un coche. Por lo tanto, si tienes otros problemas o si te sientes estresado, esto reducirá el éxito de tu entrenamiento, así que trate de arreglar primero estos asuntos.

No te pongas bajo ninguna presión: En primer lugar, es mejor conducir rutas que usted cree que puede hacer y planificar el tiempo suficiente para la búsqueda de una plaza de aparcamiento.

Tal vez lo más importante es que aceptes conducir como algo que te inspira. No veas el volante como un oponente abrumador.

¿Todavía ves y escuchas lo suficiente?

Especialmente a una edad avanzada, los miedos a conducir también pueden tener causas físicas, por ejemplo, cuando las personas afectadas perciben con menos claridad que antes, las señales de advertencia (pitidos, timbres, etc.) o se sienten deslumbrados con mayor rapidez. Para que pueda moverse con seguridad en el tráfico, tu médico debe examinar tu audición y visión a la primera señal de posibles debilidades.

Además, puede ser útil hablar con tu médico acerca de los medicamentos que usted está tomando. Esto a menudo reduce la capacidad de reacción.

Asistencia técnica contra la ansiedad al volante

También puedes hacer que tu coche se sienta mejor con sólo unos pocos recursos. Por ejemplo, cambie la posición de sentado: si está demasiado cerca del volante, las articulaciones del pie, la rodilla y la cadera se tensarán. Si se sienta demasiado lejos de él, sus pies no podrán llegar a los pedales correctamente y el frenado de emergencia será más difícil. Tampoco debe sentarse demasiado abajo para mantener la visión general.

Consejo: Ajusta el volante de forma pronunciada y con una distancia aproximada de 25 a 30 centímetros con respecto a la parte superior del cuerpo. Esto significa que las piernas siguen ligeramente flexionadas incluso cuando se pisa el pedal. Debe ajustar el respaldo verticalmente para que siempre esté en contacto con los omóplatos.

Incluso un espejo retrovisor más grande puede hacer que se sienta más seguro mientras conduce. Además, los sistemas de asistencia como los sensores de aparcamiento y los detectores de distancia son útiles para ayudarle a aparcar y conducir. Así que puede concentrarse completamente en el tráfico.

Deja tu comentario
Cómo superar el miedo a conducir un auto
5 (100%) 1 vote