web analytics
Saltar al contenido
Como superar

Cómo superar la depresión post parto

Rate this post

La depresión post parto es uno de los tantos tipos de depresión existentes; esta afecta a las mujeres que recién han dado a luz e incluso, esta depresión puede aparecer hasta un año después del parto. Es importante conocer cómo superar la depresión post parto para que ésta no afecte aspectos cotidianos de la vida y mucho menos influya negativamente en el cuidado del bebé.

¿Qué es la depresión post parto?

La depresión post parto, también conocida como depresión post natal, es aquél tipo de depresión que puede afectar a algunas mujeres después de dar a luz. Comúnmente ésta aparece durante los tres primeros meses posteriores al parto, y puede incluso extenderse hasta un año después.

Cabe destacar que ésta no es una depresión que afecte a todas las mujeres, como todas, existen algunos factores de riesgo que inciden a que una mujer presente depresión post parto, los cuales son:

  • Falta de apoyo de parte de su familia o pareja.
  • Estrés generado por lo que implica el cuidado del bebé.
  • Crisis frecuentes de ansiedad o depresión.
  • Estrés generado por algún tipo de problema bien sea sentimental, financiero, laboral, familiar, entre otros.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión post parto?

La depresión post parto
La depresion post parte es muy común en las mamas

Los síntomas que presentan las mujeres que sufren de depresión post parto se basan en los siguientes:

  • Irritabilidad: éste es el síntoma más común. Las mujeres que presentan depresión post parto generalmente sufren una constante irritabilidad con su pareja, familia, amigos e incluso con hijos y el bebé recién nacido.
  • Tristeza: las mujeres con depresión post parto sienten frecuentemente sentimientos de tristeza, consigo mismas y con los que la rodean. Lloran por todo y sin razón aparente.
  • Ansiedad: generalmente las mujeres con depresión post parto sufren de ansiedad, la cual algunas representan comiendo mucho o por el contrario, tienen una frecuente sensación de miedo que les imposibilita incluso cuidar del bebé.
  • Fatiga: las mujeres con depresión post parto se sienten totalmente fatigadas, incluso incapaces e inútiles. Todo ésto las hace estar malhumoradas con frecuencia.

Cómo superar la depresión post parto

La depresión post parto se trata como cualquier otra depresión. La misma debe ser tratada por un especialista e incluso en algunos casos debe ser medicada, sin embargo existen algunos consejos que se pueden tomar en cuenta:

  • No encargarse sola de todas las necesidades del bebé: es necesario solicitar ayuda a la pareja y a algún familiar con el cuidado del bebé y el hogar.
  • Expresar tus sentimientos: es necesario expresar los sentimientos y que tanto la pareja, como la familia, se encarguen de escucharlos.
  • Descansar: una de las cosas más importantes para las mujeres que sufren de depresión post parto es el descanso. Descansar es fundamental, y aunque no se tenga el tiempo para hacerlo con frecuencia, se debe tratar de dormir mientras el bebé duerme, o mientras su pareja se encargue de el.

Estos consejos son cuando la depresión post parto no es muy grave ni afecta con gran impacto en la vida de la madre, sin embargo, hay casos en los que la depresión requiere intervención médica urgentemente. Es recomendable acudir a terapia familiar o una terapia con un grupo de mujeres que estén pasando por la misma situación, ésto hará que no sienta que es la única a la que le pasa.

Por otro lado, si las psicoterapias no funcionan lo más seguro es que el médico recetará antidepresivos. Lo normal es que con el consumo de antidepresivos los síntomas desaparezcan alrededor de cuatro semanas.

¿Por qué es importante buscar un tratamiento?

Buscar un tratamiento psicológico es importante para que se pueda continuar con la vida normalmente, además el hecho de tratar la depresión post parto a tiempo impedirá que la depresión se agrave y sea más difícil de tratar.

El simple hecho de aceptar que se tiene esta depresión y acudir a un especialista, es más que suficiente para empezar a notar cambios en el estado de ánimos.

Deja tu comentario